Reserve este hotel por casualidad y me ha sorprendido muy gratamente. Tiene una muy buena ubicación a 100 metros de la estación de tren y a 10 minutos a pie del centro de la ciudad. Nos hicieron un upgrade a categoría superior sin coste y nos regalaron la tarjeta de transporte de Basilea a las dos personas que fuimos. Son super amables y el servicio es de un 5 estrellas. Muy, muy recomendable.